Los valores en los negocios

Los valores en los negocios

Los ejecutivos deben ponderar que es tan relevante el éxito que obtienen en sus labores, como el modo en el que lo han logrado. La moral es un asunto insalvable en el ámbito de los negocios, y no puede dejarse de lado bajo ninguna circunstancia.

Se piensa por lo común, que para triunfar en las cuestiones empresariales se debe de tener una ambición implacable, una ansiedad por el éxito tan alta como los recursos y temple necesarios para conseguirlo.

Sin embargo, lo que propondremos a continuación es que vale la pena tomar partido por lo contrario, y defender una postura ética para las cuestiones ejecutivas.

No sólo no se debe hacer cualquier cosa por cerrar ese provechoso acuerdo, o por ahorrar esa parte del presupuesto; sino que se debe hacer lo correcto, en primera instancia, y como consecuencia, lo que venga empresarialmente, estará determinado para bien o para mal, por el respeto que guardemos hacia esa postura ética asumida desde un inicio.

El sentido de los negocios

Cualquier transacción empresarial estará determinada, desde una perspectiva general, por los afanes de obtener un beneficio equitativo para dos entidades interesadas, puede ser el cliente y un prestador de servicios, o entre dos empresas dedicadas a un mismo giro. Ahora bien lo que deseamos resaltar aquí es como un mismo fin es el que orienta a toda esta variedad de relaciones humanas.

Si bien la estructura causa y el efecto no es la única que pudiera pensarse para interpretar el mundo, en el ámbito de las empresas nos sigue resultando de mucha utilidad para comprender la dinámica general que se maneja.

Lo importante aquí es saber, ya que no podemos alterar esta función causal de los negocios, si es que podemos, en cambio, determinar el sentido de nuestras decisiones ejecutivas para obtener ese anhelado fin, el éxito, ya como prosperidad, ya como ahorro, o la venta concretada.

Actuar como se debe

Aunque parezca fuera de época, la postura que puede asumirse en los negocios es la de una ética de los valores. Pensando por ejemplo en la filosofía axiológica de Max Scheler, quien dotaba de una existencia propia a los valores, ajena por completo a lo material, como lo suave, lo dulce, lo áspero, etc.; los valores morales, de acuerdo a este pensador, al ser de esencia pura, a diferencia de los más propiamente empíricos, solo podrían cobrar su sentido cabal en la realización de otros valores, en el marco de la cotidianidad.

Así pues, las decisiones empresariales entrarían dentro de esta clasificación: solo estaríamos actuando como se debe, al hacerlo con respecto al respeto a estas entidades virtuales, que se sitúan más allá de todo limitado pragmatismo.

No debemos cerrar ese negocio a costa de lo que sea, sino que, en contrapartida, debemos valorar que es lo correcto, para justificar moralmente como ese todo “lo que sea”, ha podido conciliarse para que al fin el negocio se haya cerrado bien, con toda justicia.

Deja un comentario

Agencias y emprendedores

SEO MARCA BLANCA
FRANQUICIA POSICIONAMIENTO SEO
REDACCIÓN CONTENIDOS MARCA BLANCA
PROTECCIÓN DE DATOS MARCA BLANCA
DISTRIBUIDORES SEO
COMPRA DE EMPRESAS SEO
COMPRA CARTERA CLIENTES SEO
COMPRA DOMINIOS SEO

¿Donde estamos?

Plaza San Cristobal, 14
Telf: (+34) 965 67 75 01
CENTRO ULAB
Website: https://empresas.camaltec.es
Email: info@camaltec.es